5 maneras de celebrar la Nochevieja con 30, 40 y 50 años
Planes

5 maneras de celebrar la Nochevieja con 30, 40 y 50 años

Celebrar la Nochevieja es algo especial, tengas la edad que tengas. No nos cansamos de proponerte planes para que cumplir años no te resulte una carga sino una liberación. Esta vez la fiesta de año nuevo está a la vuelta de la esquina. En Generación 43 te lo ponemos fácil. 

CON 30 AÑOS

¡Venga ya! Deja de remolonear que hace un par de años terminaste la noche a las 10 de la mañana en la churrería de siempre con toda tu gente, te traemos 5 maneras originales de vivir la última noche del año.

1. Busca un buen local y vete de fiesta hasta que el cuerpo aguante

Ya te lo hemos dicho: no estás tan mayor, así que por qué no le propones a tus mejores amigos romper la noche por penúltima vez. Sí, las discotecas más famosas están llenas de gente más joven, ¿y qué? Busca un buen local, resérvalo para ti y tus amigos y los amigos de tus amigos, y los amigos de los amigos de… y disfrutarás de una noche inolvidable. Solo hacen falta ganas.

2. Lánzate a un viaje express

Seguro que ya has pasado muchas Nocheviejas en las mismas casas de siempre comiendo la misma comida. Es día 30 y no quieres volver a lo de otros años. Abre tu web de viajes de confianza, busca un destino, coméntaselo a todo el mundo y vive una experiencia nueva. Sí, todavía queda mucho por hacer.

3. Ruta 43

Desde Generación 43 ya te hemos presentado nuestra Ruta 43. Busca cuál de nuestros bares y pubs favoritos abren en la noche más especial del año y prueba nuestros cócteles rodeado de tus mejores compañeros de juergas.

4. Deja que tus amigos decidan por una vez

Eres el típico mandón que siempre quiere tener todo bajo control. ¡Relájate! y vive una nochevieja despreocupada de una vez por todas. Celebrar la nochevieja con 30 significa que tienes que haber aprendido de tus errores. Intenta no ser tan cuadriculado y deja que te sorprendan.

5. Reencuéntrate con tus amigos del colegio

El trabajo, la familia y los años seguro que te han hecho perder contacto con algún grupo de amigos del colegio a los que echas de menos cada vez que pides un chupito. Haz por reencontrarte con ellos y haced el propósito (pero esta vez para cumplirlo, eh) de veros más. Aprovecha el año nuevo para hacer esas cosas que quieres hacer.

 

CON 40 AÑOS

Hace años que no te despiertas con resaca y tu día a día empieza a ser rutinario. Casa, trabajo, ¿hijos?, casa. Ves a los tuyos un par de noches a la semana y poco más… Pero eso no es ninguna excusa para no pasar una gran Nochevieja. Y desde Generación 43 te lo vamos a demostrar.

1.Casa rural

Reserva una casa rural con los más cercanos y haz que la preparación para recibir el año nuevo sea especial. Si te gusta improvisar haz que cada uno prepare una sorpresa, si prefieres tenerlo todo bajo control haz una lista de imprescindibles y tómate tu tiempo con ella. Disfruta del proceso y sobretodo disfruta de una noche como nunca antes.

2. Organiza una fiesta en casa

Dile a tus amigos que este año la fiesta corre de tu cuenta. Quizá no vayas a quemar nuestra ciudad pero eso no significa que no puedas pasar una noche como las de antes, como las de siempre.

3. Karaoke

El karaoke ya no es el sitio al que todo el mundo va cuando no sabe que hacer. ¿Hay algo mejor para celebrar nochevieja a los 40 que disfrutar sin esa vergüenza tan propia de la juventud? Anímate y conviértete en el número uno del escenario.

4. Organiza un viaje con tu familia

Si no tienes con quien dejar a tus hijos a partir de las doce campanadas no pasa nada. Reúnete en familia y decidid un destino que os guste a todos. ¿Quizá pasar la fiesta de año nuevo en bañador?

5. Alarga la sobremesa

Quizá no te sientes con ganas de organizar una nochevieja novedosa y apasionante. Entonces mira a tu alrededor durante la cena y verás que a tu alrededor tiene s a un montón de gente feliz por compartir un rato juntos. Haz que la fiesta no decaiga después de las uvas y alarga la sobremesa. Incluso puedes sorprender a todos con un cóctel perfecto para cada uno.

CON 50 AÑOS

No hace falta ser demasiado joven para ser cool. Ya tienes experiencia de sobra para saber lo que te gusta y lo que no. La veteranía es un grado, disfrútalo.

1. Cambia la hora de la fiesta

Las noches no tienen por qué ser ya necesariamente lo tuyo, sin embargo si que puedes juntar a los tuyos a la hora del aperitivo y alargarlo hasta casi la hora de la cena.

2. Disfrutar sin preocupaciones

Sí. Sabemos que es demasiado ambiguo. Pero lo más probable es que tus hijos, si los tienes ya tengan edad de quedarse solos o quizá salgan y se queden hasta los churros. También es probable que haga tiempo que no disfrutas sin preocupaciones. Tómate la libertad de pensar en ti por una vez e improvisa, seguro que no tienes que buscar mucho para encontrar un plan. Diles a los tuyos lo que hay, seguro que tienen tantas ganas de divertirse como tú.

3. Vete a algún lugar solo

Sí. Sabemos que es difícil dejar a los más queridos en una fecha tan señalada, pero porque un año decidas regalarte esa aventura que tanto tiempo llevas queriendo vivir no va a pasar nada. Hay un montón de vivencias que seguro que ni siquiera conoces. Busca, y encontrarás.

4. Plan romántico

¿Por qué no celebrar la nochevieja con 50 (o con los años que sea) teniendo esa velada romántica que tanto tiempo llevas debiéndote con tu pareja? Después de la cena y las campanadas, después de el momento en familia, aprovecha para tener una noche inolvidable junto a tu compañero o compañera. No hay que dejar que la rutina o los años os dejen olvidar quienes sois.

5. Haz una locura

Vale, está bien. Todas nuestras propuestas anteriores o te parecen un muermo o ya las has hecho. No te preocupes, no pienses y improvisa. Muchas de las grandes ideas de la historia han nacido por errores o locuras… Desde Generación 43 te aseguramos que no te estamos metiendo en la boca del lobo, ya tienes una edad y sabemos que lo vas a hacer bien.

Si te han gustado estás ideas para pasar una nochevieja diferente date una vuelta por nuestra web. Te prometemos que encontrarás muchas más cosas interesantes.