¿Qué es el “Lagom”? La filosofía sueca para comer sin engordar
Mindfulness

¿Qué es el “Lagom”? La filosofía sueca para comer sin engordar

En Generación43 somos fans de los pequeños trucos que pueden hacer más feliz y satisfactorio nuestro día a día. Después de explicaros el origen del Feng Shui o contaros lo más importante sobre el Hygge, esta vez vamos a presentaros el Lagom.

¿Qué es el Lagom?

Esta forma de ver la vida que nació y triunfa en Suecia se basa en el concepto del equilibrio. Defienden que la mejor forma de vivir es aquella que nos permite encontrar el término medio sin quitarnos de nada de lo que nos gusta.

A diferencia del Hygge, que buscaba que tuviéramos momentos excepcionales de felicidad y agradecimiento a lo largo del día, el Lagom nos dice que lo mejor es vivir una vida en la cual nunca nos dejemos arrastrar a los extremos en los que tan fácilmente caemos. Suecia se ha convertido en uno de los países más avanzados del mundo en multitud de aspectos. Potencia económica, líderes en equidad entre hombres y mujeres, calidad de vida, educación, etc. Y lo ha conseguido aplicando esta filosofía.

Sin embargo, el avance que más nos ha llamado la atención es en relación entre la salud y la alimentación. El Lagom y su equilibrio ha permitido a los suecos estar entre los países con menos obesidad del mundo. El truco es sencillo, y nos puede ayudar a todos a comer lo que queramos sin engordar.

lagom-licor43-

La cuestión es que tenemos que intentar encontrar una dieta completa. Una que no nos suponga grandes esfuerzos y que sea eficaz, pero no agresiva. Esto hará que nos sea más fácil controlar lo que comemos. Además, al mismo tiempo, no nos quitaremos de nada de lo que nos gusta. Las presiones a las que nos podemos llegar a someter cuando estamos a dieta estricta muchas veces son las responsables de que rompamos con esa dieta y nos la saltemos a lo bestia.

¿Cómo incorporar el Lagom en tu día a día?

Un ejemplo. Los viernes, muchos suecos, después de toda la semana trabajando y cumpliendo con sus obligaciones, se toman la tarde para hacer aquello que les apetece. En vez de ponerse a cocinar pueden llamar a su restaurante de comida rápida favorita y relajarse en casa comiendo pizza o hamburguesas. La naturalidad con la que lo hacen, junto con la tranquilidad con la que lo dejan de hacer cualquier otro día es lo que genera este equilibrio que caracteriza el Lagom.

Con el dulce sucede algo parecido. Desde niños, los seguidores del Lagom se acostumbran a que los dulces son algo rico de lo que no vale la pena abusar. ¡Y eso que a los suecos les encantan!
Durante la jornada laboral nunca dejan de realizar pausas para un café y un bollo de canela. Lo llaman “fika”, es decir, un descanso real, no una pausa para alimentarnos en mitad de una jornada estresante.

En la misma línea realizan varias comidas al día. Desayuno, “melli” (que significa tentempié), almuerzo, otro “melli” (o un fika) y para terminar el día, la cena.

Su filosofía: Es mejor tener mesura y comer de a poquitos que darse atracones después de varios días aguantando el hambre y cuidándonos

¿Qué alimentos se han de seleccionar?

A todo esto suman su selección de alimentos. Y al igual que nosotros con la dieta mediterránea, los adaptan a las condiciones de su región.

Lagom-licor43-


Consumen frutas y verduras a diario (les encantan las bayas y los frutos rojos). Cereales integrales y menos carne pero de mayor calidad. Un buen entrecot un día en vez de varios días salchichas o hamburguesas, por ejemplo. Son indispensables en su dieta los productos ecológicos, teniendo ojo a la hora de elegir alimentos de temporada.

Si te ha llamado la atención esta filosofia de vida que nos permitirá disfrutar de lo que nos gusta sin tener que arrepentirnos, y quieres saber más sobre qué es el Lagom, desde Generación 43 os recomendamos tres libros:

Esperamos que, si no lo conocíais, os haya gustado el Lagom; y que si ya sabíais algo de este estilo de vida os animéis a probarlo. Y como siempre, ¡estamos deseando que os animéis a compartir con nosotros vuestras experiencias!