La modernidad ha llegado a tus tuppers playeros
Brújula 43

La modernidad ha llegado a tus tuppers playeros

Si hay algo que define a una niñez son los sabores y recuerdos gustativos que se quedan en la memoria y que nos llevan a un tiempo pasado. ¿Mejor? Probablemente no (o sí, ¿quién sabe?), pero sí a un tiempo y a un espacio al que le tenemos mucho cariño. Uno de esos momentos que definieron nuestra niñez fueron las veraniegas visitas a la piscina o la playa en compañía de la familia o de los amigos de la infancia.

No eran una visita cualquiera, eran días enteros remojados en el agua, sin querer salir de ella y sin ningún ánimo de tocar tierra firme. O bueno sí, lo de tocar tierra firme apetecía, pero solo cuando el hambre empezaba a apretar y te acercabas a los tuppers preparados para el día pensados para solucionar el mono del gusanillo. Abundaban las tortillas de patata, la fresquísima ensaladilla rusa bien embarrada de mayonesa de bote, filetes empanados y polos de limón para el postre.

Y aunque mantienes un sabrosísimo recuerdo de aquellos momentos, sí que es verdad que los tiempos cambian. Porque ni pasas ya todo el día metido en el agua cuando vas a la playa ni te conformas con cualquier bocado. Es por ello que nos hemos currado unas cuantas recetas para que le des un poco de vidilla a tus tuppers veraniegos de 2017. Eso sí, mantenemos la esencia de los platos tradicionales de siempre y les damos una vuelta para que la monotonía no les gane la batalla a la arena y al sol.

¡A por ellos!

Si eres de los que le dan duro al bocadillo a la orilla de la piscina a lo mejor deberías probar este bocadillo sin tapa para reemplazar al mítico de ensalada de atún.

¿Cómo preparar un bocadillo sin tapa?

No se trata de abrir una lata de atún y listo, sino que es combinar un pescado ahumado como trucha o salmón (mantenemos el pescado pero lo reemplazamos con uno más contundente) con chiles frescos y un aderezo cremoso de limón hecho con yogurt, zumo de limón, ajo, pimienta y sal.

bocadillo_sintapa_licor43

Otra alternativa al bocadillo de toda la vida son unos crujientes wraps de lechuga, rellenos de albahaca, aguacate, tomate y una crema de limón, esta vez, hecha con mayonesa, crema agria, cáscara y zumo de limón.

¿Y si preparamos unos huevos endiablados?

¿Fan de los huevos endiablados? ¿Por qué no darle una vuelta a la receta de siempre con la siguiente fórmula? Después de hervir los huevos y de pelarlos, mezcla mayonesa, apio, cebollino, mostaza, perejil fresco y un poco de salsa picante en un bol y sazona con sal y pimienta. Mézclalo todo con las yemas de los huevos hervidos y vuelve a rellenar los huevos con esa misma mezcla. Decora con pimienta, más cebollino picado y unas gotas extras de picante. Te lo aseguramos, con esta receta triunfas se-gu-ro.

huevos_endiablados_licor43

Bye bye al filete empanado

¿Y para sustituir a tu filete empanado? ¿Qué tal si pasas de la miga de pan y apuntas un poco más alto? Marina los filetes con salsa de soja, aceite de oliva, especias (vuélvete loco, usa las que más te apetezcan), polvo de ajo y cayena. Deja macerar durante 12 horas. Para empanar, bate en un bol maicena, harina de arroz y agua. Después de freír el pollo, decora con cebollino y cilantro. Y si te animas, mételo también entre dos panes… y flipa.

Venga chef, ahora es tu turno de brillar (hasta en la playa).