Estas son las tendencias ‘old school’ que vuelven a acaparar las miradas
Brújula 43

Estas son las tendencias ‘old school’ que vuelven a acaparar las miradas

Nunca digas nunca y nunca. La vida da muchas vueltas y es muy probable que los éxitos de ayer se conviertan en los iconos de hoy. ¿La prueba? Estas tendencias de antaño que ahora son todo un objeto de deseo.

¿Cuántas veces no te has quejado de las hombreras y cuántas veces no las has vuelto a ver en los escaparates? ¿Cuántas veces te han subido (y bajado) las modas los bajos y las cinturas de tus pantalones? La moda va y viene, y hoy más que nunca podemos señalar algunos de los ejemplos más curiosos que jamás pensamos iban a convertirse en nuestros nuevos referentes estilísticos.

¿Exploramos juntos algunas de ellas?

  • Alpargatas: un clásico veraniego de madres y abuelas que ahora llevan hasta las mismísimas egobloggers en cada uno de sus fotografías en redes sociales. Valen de todo tipo, desde las artesanas made in Spain hasta las de alta gama elaboradas por grandes marcas y diseñadores de renombre.
  • Vajillas de peltre: Las vajillas de peltre eran consideradas un elemento del hogar humilde por su capacidad de ser absolutamente resistentes y duraderas. Hoy en día, sirven para servir en los restaurantes más cool de las capitales europeas como símbolo de la modernidad más vintage. Seguro que a ti te encantan, pero a tu abuela fijo que le van a descolocar un poco.

retro_licor43

  • Oro: No es que el oro haya pasado de moda, pero es que ahora se lleva en su versión más “bruta”. En vez de llevar solo un delicado anillo o collar, el oro se hace presente en la estética trap, así como de manera excesiva en estilismos de los más glamurosos. ¿Menos es más? Pues no, en lo que respecta al oro ni pensarlo.
  • Bolso de paja: Jane Birkin puso de moda llevar un cesto de picnic como complemento en vez de un bolso. A partir de ahí una de las casas de moda más famosas del mundo se inspiró en ella para crear el bolso más caro del mundo. Ahora, su iniciativa bolsera vuelve a las pasarelas y a las calles como el objeto más deseado del verano 2017.
  • Conservas: Las conservas siempre han sido un producto adorado y venerado en los hogares mediterráneos. Pero ahora están en boga gracias a sus curiosos y coloridos packagings. El moderneo más purista se desvive por una latita mona traída directamente de Portugal o de la despensa de tu abuela. Y no solo para comerlas, sino también para alardear de ellas a través de Instagram.
  • Mueble bar: Culpa a Don Draper de ello, culpa al regreso del ‘old school’. Sea como sea, los mueble bar que invadieron los hogares de los años 70 ahora hacen un regreso en toda regla a los hogares que saben degustar y apreciar el sabor de un buen licor y un buen cóctel. No solo son de increíble utilidad para tener ordenado tu kit personal de coctelería en casa, sino que también son el perfecto objeto decorativo.

Bájate un rato al trastero, indaga en los tesoros familiares y desempolva los éxitos de ayer y de hoy. ¡Verás como tu hogar y tus estilismos cobran nueva vida!

COMENTARIOS