Planes (poco convencionales) para disfrutar del fin de semana
Planes

Planes (poco convencionales) para disfrutar del fin de semana

Algo hay que hacer para romper la monotonía de los fines de semana. De lunes a viernes el despertador y el trabajo dominan nuestros horarios y acciones y cuando llega el fin de semana nos quedamos como pollos sin cabeza sin saber qué hacer.

Las opciones siempre son las mismas: comer en casa de nuestros padres, ir al cine, salir de fiesta y por supuesto, limpiar la casa, poner lavadoras y terminar asuntos que no pudimos finiquitar en nuestro puesto de trabajo. Poca diversión y poca improvisación. Así que, ¿qué tal si le damos un poco de vida al asunto con unas cuantas alternativas y planes poco convencionales para hacer de este fin de semana el más divertido y entretenido del año?

Apúntate a una clase

Pensabas que después del instituto y la universidad ya no había necesidad de seguir aprendiendo y das por sentado de que ya sabes todo lo que tenías que saber. Error.

Aprender a base de actividades entretenidas como unas clases de cerámica, una sesión de mindfulness o una de cocina, pueden hacer que encontremos un nuevo pasatiempo al que dedicarle nuestro tiempo. Venga, ¿te animas a darle un poco de alegría al fin de semana?

Reto alimenticio

Si te la pasas haciendo dieta toda la semana, el sábado y el domingo son tu momento para disfrutar. Ve con tus amigos a cenar a un sitio que pienses que no es para ti y proponte una nueva aventura culinaria.

Si siempre comes en un restaurante de cocina tradicional, esta vez vete a uno que sirva comida asiática o japonesa, y si en cambio, eres de los que siempre comes fuera, prueba a cocinar un menú degustación en casa para tus invitados.

Construye un fuerte

Sí, un fuerte. Si tienes hijos puedes aprovechar el fin de semana para desconectar de todo e intentar conectar más con ellos.

Una buena actividad es la de construir un fuerte en el que podáis pasar todo un día. Con la ayuda de tu sofá, unas cuantas sábanas, almohadones y mantas, podréis construir vuestra “base” para leer cómics y cuentos, contar historias de miedo, dibujar, ver películas y comer todas las palomitas que se os ocurran.

Voluntariado

Si te ves en la necesidad de compartir tu fin de semana con alguien más puedes hacerlo a través de algún tipo de voluntariado. Seguramente en tu comunidad hayan varias opciones a las que puedes optar para ayudar a los más necesitados y sacarles una sonrisa. Tu tiempo libre es también una herramienta para hacer felices a otros, ¡aprovéchala!

¿Qué otros planes diferentes se te ocurren para tu próximo fin de semana?