Mito o verdad: ¿altera la sangre la primavera?
Brújula 43

Mito o verdad: ¿altera la sangre la primavera?

Uno de los dichos que más suenan durante la primavera es aquel que insinúa que es el momento del año en el que las hormonas revolotean sin parar, en el que los corazones palpitan de amor y las relaciones empiezan a florecer pero, ¿es esto verdad?

A partir del 20 de marzo y hasta el 21 de junio, la naturaleza nos regala una de las estaciones más bonitas del año. Perfectas temperaturas que ni nos hacen pasar mucho frío, ni nos hacen sofocarnos del calor. El sol reluce con sus rayos cada mañana, los días se empiezan a hacer un poco más largos y la vegetación empieza a dar sus frutos en forma de flores.

Ah, y es también el momento de abundantes lluvias que nos preparan para ese momento que se ha hecho tan famoso con la cita: “Abril, aguas mil”. Pero y es que si de citas se trata, la primavera tiene otra que nos hace cuestionarnos su veracidad, como lo es aquella que dice que “La primavera, la sangre altera”.

¿Es esto verdad? ¿O es tan solo una buena rima para definir a una buena estación?

La primavera es el momento en el que la interacción social de muchas especies está al alza, y los seres humanos no somos la excepción.

La química que convive en nuestro organismo empieza a jugar con nuestras hormonas, las cuales empiezan a encontrar su libertad durante esta época, haciendo que nos volvamos más felices, más contentos y que nos sintamos con más interés de entablar relaciones amorosas.

Y es que la culpa de ello lo tienen las hormonas que se relacionan con el amor, el placer, la motivación, el estado de ánimo, la atracción y aquellas que nos hacen despreocuparnos por el estrés.

Así que ya lo sabes, la primavera sí altera la sangre y es también el momento idóneo para echarse a las calles, disfrutar del maravilloso clima y por qué no, dejarse enamorar.

COMENTARIOS