Organiza tu armario según el Método Konmari
Brújula 43

Organiza tu armario según el Método Konmari

El método KonMari llega a tu vida en 2018, y si hay algo casi más típico que el roscón el día de Reyes o las uvas en Nochevieja son los propósitos de año nuevo.
Perder esos kilos de más, aprender francés, inglés o chino mandarín, hacer más ejercicio o organizar nuestros armarios llenos de ropa son algunos de estos objetivos que tantos y tantas nos marcamos en estas fechas, en listas interminables pegadas en la nevera.

En Generación 43 -de momento- no os podemos dar cursos de inglés, pero sí os vamos a presentar el Método KonMari de organización de armarios ( y vidas en general) que está revolucionando a millones de personas en todo el mundo.

Este método es una creación de Marie Kondo, nacida en Tokyo en 1985, que hizo de su pasión su profesión y que ha revolucionado la organización de los armarios y la casa a través de cuatro libros traducidos a 33 idiomas y ha sido nombrada una de las 100 personas más influyentes por la revista Time.

Pero, ¿en qué se basa el Método KonMari? Primero debemos saber que recoge influencias de la filosofía oriental, el feng shui y el coaching personal. Sin embargo, no se reduce a eso.

Primero, Marie Kondo señala errores típicos que todos cometemos en el momento de recoger, doblar y organizar nuestra ropa. Algunos de los más frecuentes son empezar a ordenar y parar a la mitad del proceso. Para lo que debes intentar acometer toda la limpieza de una sola vez, y no caer en otro de los errores más comunes: ordenar por habitaciones. La limpieza de la casa debe ser integral, ¿por qué? ahora te lo explicamos…

Resulta que la clave del método KonMari es la catarsis, el shock que te produce ver toda tu casa manga por hombro. Es por esto que el primer paso para organizar tus armarios es sacar TODA la ropa y las cosas que tengas dentro, y mirarlas fuera de su engañoso escondite.
Así, si primero ordenas una parte de la casa, y otro día otra nunca lo verás todo ordenado. Tendrás un rincón bonito y otro hecho un desastre. De nada nos sirve tener todas las camisetas bien si los libros siguen siendo una fuente de desorden a pocos centímetros de éstas.

Entonces, ¿la solución según el método Konmari cuál es? Ordenar tu casa por categorías. ¿Cuáles? ropa, libros, papeles, objetos varios y objetos sentimentales, de lo más fácil a lo más difícil que resulta aplicar el método.
Ésto te permitirá ver cuánta cantidad de, por ejemplo, ropa similar tienes que cumple la misma función, y te será más fácil dar el segundo paso del proceso: seleccionar para tirar lo que no nos hace feliz.

método KonMari armario

Mucha de la gente que ha seguido el método cree que aplicarlo fue como un curso de mindfulness acelerado que le sirvió para dar el primer paso para poder dar ese cambio a su vida en todos los ámbitos que estaba necesitando, cambiar de trabajo, de pareja,….
Y esto no solo se consigue guardando de forma más elegante lo mismo que teníamos antes. Hay que atreverse a deshacerse de cosas inútiles o que ya no nos satisfacen.

Este paso es muy importante ya que, específicamente, Marie Kondo nos indica que no es conveniente empezar a guardar antes de haber terminado de eliminar lo que no necesitamos, ya que si pensamos a la vez en cómo vamos a guardar y en qué tirar el proceso se ralentizará y acabemos por desmotivarnos.

En la misma línea también aconseja que ponerse a ordenar tu casa debe ser un ritual y debemos celebrarlo. Sentir que es algo importante que hacemos para nosotros mismos, y por eso, es un proceso que debemos llevar a cabo por nosotros mismos, sin ayuda de nadie (y sin interferencias). Al fin y al cabo, ¡los que vivimos en nuestra casa somos nosotros!, además, así también evitamos la tentación de darle a nuestra pareja un montón de libros o a nuestra hermana la mitad de nuestra ropa, para estar viéndola cada dos por tres y que el proceso de comenzar de cero no sea completo.

método KonMari ordenA diferencia de otros métodos para cambiar nuestra forma de vida como el Hygge, del que ya os hemos hablado aquí, el método KonMari es más exigente, no se trata de estar a gusto con nosotros mismos y con lo que tenemos. Se trata de un proceso de selección de lo que sigue haciéndonos feliz y de lo que no, y sobre todo un proceso para darle orden y sentido a las cosas que en principio pueden parecer menos importantes en nuestra vida para así pensar con más claridad en las cosas trascendentales.

Doblar la ropa, o colocar los libros, o nuestros bienes más preciados, hacia arriba, de cara, para así verla toda de un vistazo y no tener que sacarlo todo cada vez que buscamos algo; colgar solo la ropa que necesita estar colgada como camisas y abrigos; no tener demasiados libros a la vez, y que cada obra tiene su momento; hay muchísimos consejos útiles para hacer de tu casa un lugar mejor.

Si crees que te hemos ayudado y quieres saber más, pídele a los reyes sus libros para estas Navidades y cuando empieces a utilizarlo -o si ya has empezado- ¡comparte con nosotros tus vivencias al estilo de Marie Kondo!