Manifiesto Generación 43
Actitud 43

Manifiesto Generación 43

Somos de una generación, tenemos nuestro propio manifiesto, una generación con una historia, a la que le ha gustado y le gusta vivir el momento y que cree que todas las experiencias, siempre merecen la pena.

Aquellos que forman parte de la Generación 43 ven el mundo como ese lugar donde uno debe escribir su propia historia.

Piensan, sueñan, aprenden, aman, viajan, confían y hacen de su presente la suma de los pequeños y grandes momentos de su vida.

Saben que vivir es equivocarse. Y que equivocarse es solo una forma de aprender y volver a empezar.

Son conscientes de que volver a empezar implicar viajar ligero de equipaje. Por eso, no sienten un gran apego por lo material.

El anhelo de lo material es un convencionalismo que han logrado superar: para ellos, la felicidad es su único reto.

Persiguen su propio concepto de la felicidad: sus valores y necesidades son el espejo en el que se miran para encontrar el significado de sus vidas.

Defienden que la vida no consiste en hacer, a toda costa, lo que se esperaba de ellos. Están convencidos de que la alternativa es una experiencia que siempre merece la pena.

Escuchan a su intuición para saber lo que merece la pena. Y lo hacen por honestidad, no por heroísmo.

Son honestos porque saben quién son. Porque creen en ellos y en su capacidad para tomar decisiones en libertad.

La libertad es la energía que les impulsa a comerse el mundo. Está en cada paso, cada riesgo, cada intento y cada victoria.