Lucía Be, amor por el diseño y la ilustración
Historias 43

Lucía Be, amor por el diseño y la ilustración

Lucía Benavente es periodista, diseñadora, ilustradora, empresaria, blogger y madre, entre otras muchas ocupaciones. Esta pizpireta todoterreno es un ejemplo de emprendimiento de éxito. Y es a pesar de no tener un plan concreto, ella confió en si misma desde el inicio, apostó por la acción, y lo dio todo hasta conseguir su sueño.

La historia de lucía es única y una fuente de inspiración. Y es que un buen día dejó por amor su puesto de trabajo en una conocida revista de moda y se fue hasta un pueblo de Castilla La Mancha, a empezar de cero… Tras mucho trabajo, tesón, triunfos y derrotas, pero sobre todo con mucha paciencia y autoconfianza, superó el reto con creces y logró convertir su afición en una marca única y en un negocio que ha tenido descendencia en mil y un productos, un libro y mucho más.

Solo hace entrar en su web y/o redes sociales para insuflarte de buen rollo y buen humor gracias a sus divertidas y femeninas ilustraciones, a sus preciosos diseños y a sus mensajes motivadores. Y es que como dice Lucía… La vida es una verbena.

AUTODEFINICIÓN

Me llamo Lucía y soy cuentista, dibujanta y hago sombreros en mis ratos libres.

¿QUÉ QUERÍAS SER DE PEQUEÑA?

Pintora, panadera (para poder comer bollos a tutiplén, así era yo) y trapecista

TRABAJASTE COMO PERIODISTA Y LO DEJASTE TODO POR AMOR. ¿QUÉ SUPUSO ESTE GRAN CAMBIO EN TU VIDA?

TODO cambió. Todo así en mayúsculas. Dejé la ciudad y mi trabajo en una revista de moda para irme a vivir a un pueblo perdido. Desde la ventana de mi habitación a veces ¡veía a las ovejas! Mi suegra se empeñaba en que pidiera trabajo en el ayuntamiento, pero me hice autónoma, compré un poste para tener señal de Internet y en el cuarto de la plancha monté un taller clandestino. Empecé a hacer tocados y a escribir en mi blog… ¡y hasta hoy!

¿DE DÓNDE PROCEDE TU PASIÓN POR COSER Y CREAR OBJETOS?

Desde siempre. Más que por coser (que no se me da del todo bien, he de reconocerlo), mi pasión es por dibujar y escribir historias. Si echo la vista atrás, me recuerdo siempre dibujando. Incluso en clase. Tengo los apuntes llenos de dibujos y libretas enteras con cuentos, ideas y locuras varias. Supongo que ha valido para algo.

¿QUIÉNES FORMAN PARTE DE TU EQUIPO?

Ahora mismo Lucía Be lo formamos diez personas que hacemos que todo salga adelante. Tenemos un taller donde hacemos las piezas de artesanía, almacén de donde salen todos los pedidos, y una oficina en Madrid, el apartamento Be, donde tramamos todas las historias de la marca.

¿POR QUÉ CREES QUE “LA VIDA ES UNA VERBENA”? Y ¿CÓMO TE HAS SENTIDO ANTE LA PUBLICACIÓN DE TU PRIMER LIBRO CON LUNWERG?

La vida es una verbena porque siempre quedan motivos para bailar, aunque no suene tu canción favorita. Se trata de echarle actitud, pero sin ñoñería, permitiéndonos esos momentos de bajón para luego bailar más fuerte. Mi primer libro es un reflejo de todo esto, lo escribí en un momento muy difícil de mi vida, con mi hijo pequeño en el hospital, pero supimos bailar, o lo intentamos. Todo lo que ha venido después me sigue alucinando: gente que me da las gracias por escribirlo, mujeres que me dicen que lo tienen en su mesa de noche para leerlo cuando necesitan un poco de humor… Verlo en las librerías ha sido y sigue siendo muy especial.

¿QUÉ TIPO DE CRITERIOS SEGUÍS PARA ELEGIR Y CREAR LOS OBJETOS QUE PONÉIS A LA VENTA EN VUESTRA TIENDA ONLINE?

Lucía Be es una marca femenina, divertida y especial, y a partir de ahí, no me pongo límites. Podemos diseñar desde papelería hasta ramos de novia pasando por unas braguitas o cosmética. Tengo mil proyectos en mente y esa filosofía hace que todo sea mucho más divertido.

¿TIENES ALGUNO QUE SEA TU FETICHE?

Lo que más uso de nuestra marca es mi Red monday, tanto el blush como el pintalabios. Es lo más del mundo, de los productos de los que me siento más orgullosa.

¿EN QUÉ ESTÁS TRABAJANDO EN ESTOS MOMENTOS?

Ahora mismo estamos ultimando Navidad y con la cabeza puesta ya en las colecciones de 2018. Y luego con nuestras historias de siempre: queremos seguir grabando series para Youtube (empezamos con Caloraco en verano y fue genial), tenemos un proyecto solidario precioso entre manos, queremos acabar de montar las oficinas y hacer un fiestón, etc… El caso es no parar.

¿QUÉ ACTITUD CREES QUE HAY QUE TENER PARA SER EMPRENDEDOR?

Creo que tienes que tener un chip especial para emprender proyectos. Ver oportunidades siempre, tener mucha ilusión y echarle horas.

Montar una empresa es muy muy muy duro, si lo que haces te ilusiona y te flipa podrás con ello.

CUÉNTANOS ALGUNA ANÉCDOTA DESDE QUE DECIDISTE MONTAR TU PROPIO NEGOCIO

Tengo chorrocientasmil, porque empecé todo esto siendo muy amateur, sin tener ni idea de empresa, y la he liado parda un montón de veces. Me quedo con una vez que me pidieron mil tocados para promocionar una empresa de champús. Yo estaba empezando y me lancé a la piscina: solo tenía tres días para hacerlos. No tenía ni idea de fabricación y llamé a todos mis hermanos y a mis padres, que se plantaron en casa con tres botes de superglu. Acabamos colocados de tanto pegamento y con los dedos pegados, y luego encima al entregarlos, saltaban todas las flores porque no se pegaron bien. Ahora nos partimos de risa, pero entonces fue tremendo. Como me dice mi madre: aprendizaje. En tres días aprendí todo lo que necesitaba saber entonces de artesanía, producción y empresa.

UN SUEÑO

¡Ahora mismo… dormir!

UN SECRETO…

Al principio de los tiempos, como me aburría mucho sola en medio del campo, me ponía “Mujeres y hombres y viceversa” mientras trabajaba y me llegué a enganchar mucho. Seguía todos los culebrones como si fuera su madre. Es súper secreto porque mi reputación se hunde y solo duró unos meses, ¡lo prometo! jajajaja

PROYECTOS DE FUTURO

Mi editor me persigue para un segundo libro, pero con dos niños y una bebé energúmena… ¡no me da la vida!