San Valentín puede ser un plan cool… si sabes cómo hacerlo
Brújula 43

San Valentín puede ser un plan cool… si sabes cómo hacerlo

Reconócelo: año tras año escuchas las mismas frases como una retahíla o, mejor aún, las dices tú cada vez que se acerca el lógicamente amado o paradójicamente odiado día de San Valentín. Pero la realidad suele superar a los clichés y acaba sucediendo que quienes están enamorados buscan la manera de tener un detalle con su pareja y quienes no, suspiran a escondidas por esas flores que nadie les manda.

“¿Que si celebro yo el día de los enamorados? Menuda horterada”

  • ¿Flores? Qué fácil. Díselo, sí, pero no con flores. Olvida los tópicos cursis, horteras y recurrentes porque tenemos unas cuantas ideas para que conviertas San Valentín en la celebración más cool del año. Toma nota.

 

  • ¿Tienes hijos? ¿Sobrinos? ¿Ahijados? Ok, pues no te deshagas de ellos. Celebra el amor no solo con tu pareja, también con quienes más quieres y reserva habitación para todos en un hostel. Opciones, infinitas: The Hat, en Madrid, Freehand, en Miami o The Independente, en Lisboa.

 

“Para mí todos los días son de los enamorados”

  • ¿Ya no tenéis mariposas en el estómago? Pues id a buscarlas. En Riaza (Segovia) existe un camino de unos diez kilómetros hasta otro pueblo, Riofrío de Riaza, en el que, junto al río Riofrío, habita un sinfín de ellas entre jaras, musgo y robles.

 

  • ¿Sois cocinillas? Entonces, convierte tu día de los enamorados en un #restaurantday. Una iniciativa nacida en Finlandia por la que cualquiera puede montar su propio restaurante en casa o en la calle durante una fecha concreta. La idea se ha ido expandiendo a otros países y cuenta cada vez con más adeptos.

 

“Eso es otro invento de las tiendas, puro consumismo”

  • ¿Os sentís en la luna? Vale, no hemos encontrado viajes directos (de momento) hasta allí, pero sí una opción parecida: las burbujas efímeras del hotel Aire de Bárdenas, unas cápsulas como de ciencia ficción en el corazón de las Bárdenas Reales, en Navarra. Incluyen secador, minibar y todo tipo de comodidades, que no cunda el pánico.

 

  • ¿No tienes perrito que te ladre? Adopta uno. En realidad, cualquier mascota vale si lo que buscas es dar ese amor que otros humanos se resisten a recibir. Te sentirás bien, se sentirán bien y nunca olvidarás el día en el que conociste a tu pareja más fiel.

Ahora ya tienes excusa para preparar un plan diferente este San Valentín.