20 pequeños hábitos sostenibles para conseguir una vida mejor
Mindfulness

20 pequeños hábitos sostenibles para conseguir una vida mejor

Cada vez es más evidente que nuestro querido planeta Tierra está en peligro. Por otro lado, cada vez está más asumido por la sociedad que todos podemos aportar para que esto cambie. Por eso, y porque muchos de nosotros muchas veces no sabemos qué hacer para comprometernos con esta causa tan justa, os traemos una checklist con 20 pequeños hábitos sostenibles para conseguir una vida mejor.

¿QUÉ HÁBITOS SOSTENIBLES PODEMOS MEJORAR?

  • 1. Utiliza bombillas de bajo consumo o leds. Un consejo repetido una y otra vez pero no por ello deja de ser importante. ¡Es un hábito sostenible, no solo porque consumen mucho menos, sino porque desde 2012 en España solo se pueden producir bombillas de bajo consumo. Sin embargo, más de uno sigue utilizando las antiguas. Revisa las luces de tu casa y si encuentras alguna bombilla convencional ¡cámbiala! No solo le vendrá bien al planeta, también a tu bolsillo.
  • 2. Electrodomésticos más eficientes. Si tienes pensado renovar pronto alguno de tus electrodomésticos o te vas a cambiar de casa o simplemente quieres tener un buen gesto con el medio ambiente, compra electrodomésticos de tipo A. Al igual que con las bombillas de bajo consumo ahorrarás también dinero y tu huella ecológica será menor.
  • 3. Movernos contaminando menos. Aquí las alternativas son incontables: Los nuevos servicios de car-sharing que encontramos en las ciudades mas grandes. También puedes usar transporte público o bicicleta- Otra opción es la de compartir coche con los compañeros de trabajo o estudio, o caminar o hacernos con uno de los nuevos modelos de coches eléctricos como EMOV, ZITY o CAR2GO. Éstas son sólo algunas de las formas que tenemos para adquirir hábitos sostenibles para conseguir una vida más saludable en lo que respecta al transporte.

habitos-sostenibles

  • 4. Anímate con los productos ecológicos. Son hábitos sostenibles que puedes llevar a cabo sin problemas. Además de ser mejores para nuestra salud -y probablemente para nuestro paladar-. Los productos ecológicos son una apuesta segura que además hará mucho bien al medio ambiente. Cada vez más, cadenas de supermercados tienen una sección ecológica y en las tiendas de barrio podemos preguntar a los dependientes para que nos indiquen la procedencia de los productos. Sin embargo nuestra opción favorita son las cooperativas ecológicas, donde tienes un trato directo con los productores. Ellos mismos te lo traen a un punto de recogida. Además muchas trabajan únicamente con verduras y frutas de temporada, cuando las pruebes te costará volver a los supermercados.
  • 5. Mucho ojo al poner la lavadora. Si puedes, y salvo que seas de los que tienen mala suerte y se manchan, no hay por qué lavar la ropa con agua caliente. ¡Ahorrarás hasta un 80% de energía! Además no pongas la lavadora hasta que la carga esté completa.
  • 6. Olvida la secadora. Si tienes una de las nuevas lavadoras-secadoras o una secadora aparte, lo sentimos, tu inversión no le hace bien a la salud de planeta ni a tu ropa. Los colores y las formas se mantienen mejor si las tendemos como se ha hecho toda la vida. Además de ser un hábito sostenible, ahorraremos energía y emisiones de CO2.
  • 7. Reduce la cantidad de productos plásticos. Di NO a las bolsas de plástico que te ofrecen en las tiendas, evita productos desechables, hazte con una botella de vidrio o de un material no plástico. Hay muchas formas de evitar un uso despreocupado de este material cuya degradación es de las más lentas y que termina llegando a los océanos. Si no te gusta que las playas estén llenas de bolsas aporta tu granito de arena.

habitos-sostenibles-licor43

  • 8. Busca tu punto de recolección de aceite más cercano. Ni se te ocurra tirar el aceite por el desagüe. Es malo para las cañerías y hace que los servicios de agua se contaminen llegando, al igual que los plásticos, al mar. Un litro de aceite puede contaminar mil de agua. Solo tenemos un mundo en el que vivir. Estropearlo es tirar piedras contra nuestro propio tejado. Busca los puntos de reciclaje de aceite y utilízalos.
  • 9. Evita los tickets físicos. Ahora cuando sacamos dinero en un cajero nos preguntan varias veces si queremos imprimir o no el ticket con los detalles de la operación, también cuando hacemos alguna compra con tarjeta es habitual que nos pregunten si queremos una copia. Lo más normal es que podamos configurar nuestra tarjeta de crédito para que nos envíen por email los recibos de nuestras compras y operaciones.

TAMPOCO TE PUEDES OLVIDAR DE…

  • 10. Cambia los mecheros por cerillas. Si a pesar de todas las evidencias sigues enganchado al tabaco, mantienes las cocinas tradicionales de gas o te gusta poner velas en casa también puedes cambiar tus hábitos sostenibles para ser más respetuoso con el medio ambiente. Los mecheros de plástico rellenos de gas son un crimen para el reciclaje. Utiliza fósforos de madera.
  • 11. ¡Recuerda el stand-by! Otro truco para ahorrar energía y dinero es no permitir dejar los aparatos eléctricos a medio apagar y en los que podamos permitirnos desenchufar, hagámoslo.

  • 12. Ten presente SIEMPRE la regla de las 3 ERRES. Reducir la cantidad de residuos que generamos. Reutilizar la mayor cantidad de envases y materiales que podamos y Reciclar todo lo que no podamos utilizar. Son tres premisas realmente fáciles de cumplir, que nos ayudarán a mejorar nuestros hábitos sostenibles, y con las que estaremos ayudando mucho a curar un poquito nuestro planeta.
  • 13. Consume menos carne. No hace falta ser activista o vegetariano para saber que el consumo de carne es uno de los grandes causantes del deterioro del medio ambiente. La sobreproducción de la industria ganadera es una de las causas principales del famoso efecto invernadero, el cual afecta muchísimo al calentamiento global. Incluso Leonardo DiCaprio ha producido un documental al respecto que puedes encontrar en internet. Su nombre: Antes de que sea tarde. Seguro que tras verlo, cambiará tu manera de consumir carne.
  • 14. Busca las marcas Eco-Friendly. Los consumidores tenemos el poder de elegir qué comprar. Una de las mejores cosas que podemos hacer con este poder es no darle nuestro dinero a marcas o empresas con las que no compartamos valores o formas de producir. Antes de comprar cualquier producto podemos buscar en internet si es respetuoso con el medio ambiente en cualquier fase de su producción o distribución y actuar en consecuencia.
  • 15. En tu trabajo intenta imprimir lo menos posible. Ya hay muchas empresas que han decidido ser 100% digital. Si la tuya no es una de ellas actúa por tu propia cuenta y no imprimas nada más que lo necesario. Por cada folio que no imprimimos estamos más cerca de salvar un árbol.

  • 16. NO abuses de la calefacción. De nuevo una alternativa que ayudará en la lucha contra el calentamiento global que nos sirve para ahorrar. La mayoría de calificacciones funcionan con combustibles fósiles y reducir un par de grados la temperatura puede marcar la diferencia. Lo mismo para los aires acondicionados. Una temperatura en casa de 19 a 21ºC es lo ideal para los meses de invierno. En verano, la temperatura entre los 22 y 25º C será suficiente. Cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo. Al final se nota en la factura y en la sostenibilidad.
  • 17. Reparar antes de cambiar. Puede sonar a consejo de abuelo pero no deja de ser cierto. Siempre será una buena opción para reducir el consumo intentar arreglar nuestros dispositivos electrónicos en vez de comprar uno nuevo. Lo que es bueno para el medio ambiente también suele serlo para nuestro bolsillo. No dejes que te la cuelen con la obsolescencia programada.
  • 18. Utiliza pilas o baterías recargables. Siempre que puedas gasta algo más de dinero en pilas recargables. Al poco tiempo se convierte en una inversión rentable y además evitamos generar residuos tóxicos. Bien es verdad que la mayoría de aparatos electrónicos ya funcionan con baterías recargables. Mandos a distancia, relojes o radios funcionan todavía a base de pilas. En todo caso, ya sean pilas o baterías, recíclalas en los lugares destinados para ello.
  • 19. Cultiva tu propia comida (en la medida de tus posibilidades, claro). Si no tenemos un jardín que nos permita plantar tomates o zanahorias en un pequeño huerto no pasa nada, es lo normal. ¡Pero no te desanimes! Prueba a plantar hierbas aromáticas como el romero, la hierbabuena o la albahaca en tu ventana, terraza o balcón. No solo disfrutarás más cuando las utilices en cocina sino que te dará una medida de cuanto tarda en crecer los alimentos que utilizamos a diario.

habitos-sostenibles-concienciar

  • 20. Conciencia a la gente de tu entorno. Quizá lo más importante es que dentro de tus posibilidades intentes que los más cercanos a ti vayan adoptando hábitos sostenibles para conseguir una vida más mejor. En Generación 43 sabemos por experiencia que es más fácil conseguir cumplir con los buenos propósitos si lo hacemos en grupo. Pero eso sí, ¡sin pasarte de brasas!

Si te ha gustado nuestro artículo compártelo con tus amigos y familiares. Coméntanos algún truco que se nos haya pasado para conseguir un estilo de vida más respetuoso y lleno de hábitos sostenibles.