Formas de ahorrar y salir airoso en el intento
Brújula 43

Formas de ahorrar y salir airoso en el intento

La cuesta de enero nos duele a todos, así que tranquilos, no estáis solos. Cuesta llegar a fin de mes, y ya ahorrar… ni pensarlo. Aunque la verdad no sabes qué haces para que se te vaya el dinero tan rápido sin siquiera haberlo disfrutado.

El día 1 de cada mes, el banco nos da una alegría, para luego restarnos gastos varios que para el día 15, nos dejan tiritando y haciendo malabares para descifrar como llegar al tan temido día 30 sin tener que sacrificar compromisos sociales o pagos imprescindibles.

Las cosas suelen ir de esta forma pero cuando se afrontan las preocupaciones diarias con una sonrisa y una actitud positiva, es fácil encontrar formas para ahorrar. Quién sabe, lo mismo con ese dinero extra puedas hacer el viaje que tanto tiempo habías deseado, arreglar ese electrodoméstico que tanta lata te ha dado este mes o incluso sorprender a un ser querido que lo necesite.

¿Has pensado en alquilar esa habitación extra que tienes?

Vale que es pequeña, vale que no tiene mucha luz y vale que es la habitación que utilizas para guardar todos esos trastos que has ido acumulando a lo largo de los años pero, ¿y si la alquilas a alguien? Representaría un ingreso extra que te aliviaría la existencia. Piénsalo, si la alquilas un año sería como hacer una inversión a largo plazo segura.

No compres con hambre

Hagas lo que hagas cuando vayas al supermercado, ni se te ocurra llenar la cesta de la compra sin antes haber llenado un poco el estómago. ¿La razón? Si estás con hambre caerás rendido a las tentaciones que se encuentran en las estanterías, comprarás de manera compulsiva y saldrás con mucha más comida de la que en realidad necesitas. Créenos, eso a tu bolsillo no le va a gustar.

Corre, camina… o usa el transporte público

Esta tiene truco porque sales ganando dos veces. Si corres y caminas en vez de coger el coche para llegar a tu destino, no solo ahorrarás una buena y considerable cantidad de dinero al mes, sino que también ejercitarás esos músculos que tanto te cuesta arrastrar al gimnasio. ¿No te va el movimiento físico? Pues apuesta por el transporte público. Notarás la diferencia en tu bolsillo en 3… 2…

El agua fría es tu amiga

¿Sabías que a tu lavadora el lavar con agua caliente utiliza un 90% más de energía? Así que a menos que toda tu ropa esté embarrada de manchas de aceite, puedes permitirte lavar tu ropa con agua fría. ¿Otro truco para ahorrar con tu ropa? Intenta no comprar ropa que solo pueda ser lavada en la tintorería.

Con estos pequeños trucos, seguro que ahorrarás a final de mes para poder permitirte otros caprichos.

COMENTARIOS