Fobias y miedos: ¿por qué los tenemos y cómo superarlos?
Brújula 43

Fobias y miedos: ¿por qué los tenemos y cómo superarlos?

Te sientas en una terraza en pleno verano y entras en pánico cuando ves a una paloma. Subes al piso número 50 de un edificio para una reunión de negocios y te empieza a dominar el vértigo. Eres incapaz de estar en un ascensor por más de 20 segundos sin que la ansiedad de estar en un espacio cerrado logre invadirte.

Te pones a limpiar tu armario y de repente… ¡zas!: una araña cae a tus pies y te descoloca la existencia. Y una cucaracha… mejor ni pensarlo. Sí, tienes una fobia que te amarga la existencia pero, ¿sabes por qué la sufres y qué puedes hacer para aliviarla?

Una fobia es un miedo exagerado o desproporcionado a una cosa o situación en particular como un avión, espacios cerrados, truenos, alturas, animales o insectos, payasos (aaarghhh) o procedimientos médicos y que, al contrario del miedo, es una emoción que surge de nuestro instinto de supervivencia necesario para responder con éxito a cualquier situación que represente un peligro.

El origen de las fobias suele ser directamente proporcional a alguna experiencia negativa, nuestra genética, comportamientos aprendidos o el fallido funcionamiento de nuestros procesos cerebrales.

¿Y cómo se representa esto en nuestro organismo y personalidad? Pues con los siguientes síntomas

  • Intensa ansiedad
  • Sentimiento de impotencia
  • Nauseas y mareos
  • Problemas para respirar
  • Palpitaciones
  • Dolor de pecho
  • Sensación de ahogo
  • Sudores

Aunque todos tenemos fobias que se cruzan en nuestro camino a diario, el problema de verdad surge cuando éstas se convierte en la razón primordial por la cual que no podemos llevar a cabo tareas de la vida diaria.

¿La solución? Pues tan sencillo como exponerte a tus miedos o encontrar ayuda en un grupo de apoyo.

Otra cosa que resulta muy positivo es que ahondes en tu enfermedad y que te informes acerca de tus fobias para entenderlas y comprenderlas, así como para comunicarlas a la hora de buscar ayuda o aprender métodos de relajación.

Recuerda que solo se vive una vez, así que pon todas tus fuerzas y empeño en disfrutar del momento sin que nada te lo impida. Este 2017 prepárate para darles una gran despedida a aquellas situaciones que ponen en riesgo tu capacidad de vivir en paz y… ¡dale la bienvenida a tu mejor momento!