En chanclas y a lo loco. 6 consejos para ir a trabajar en verano
Brújula 43

En chanclas y a lo loco. 6 consejos para ir a trabajar en verano

Durante el mes de mayo, hay una palabra que define lo que sientes a todas horas: ten-ta-ción. Sí sí, no lo niegues. La tentación corre por tus venas cuando empiezas a sentir el calor. Si la primavera la sangre altera, tú eres el ejemplo número uno.

Te entra la tentación de dejarlo todo y salir corriendo a coger un avión e irte a vivir a una isla lejana, de tirarte al agua, de exigir que te adelanten la jornada de verano y de poder vestirte de pies a cabeza con ropa ligera, que no deje mucho a la imaginación y que te de la libertad de sentir el aire correr por tu piel.

Y no te culpamos, pero sí que te imploramos de que cuando decidas que ésta será tu forma de combatir el verano, lo hagas con un poco de cabeza. Más aún si vas a hacerlo en tu puesto de trabajo.

Nadie niega que unas chanclas son cómodas, que las bermudas dejan que tus piernas respiren y que las faldas cortas hacen que los días sean más fáciles. Pero esto no quiere decir que la sociedad esté de acuerdo con verte ir a trabajar con ellos.

Si me dices cómo vistes, te diré quien eres y en tu oficina, solo queremos que la palabra “profesionalidad” sea la única que decore tu nombre (eso es a menos, claro está, que tu nombre sea Mark Zuckerberg, el rey y señor de la chanclas y probablemente la única persona a la que se le permite ir a trabajar con ellas).

zuckerberg_licor43

¿Quieres descubrir como hacer para que el calor no te haga perder la dignidad a la hora de vestir en la oficina?
Pues allá vamos.

1. Que suban los bajos

Tanto para hombres como para mujeres, los bajos de los pantalones pueden subir de manera considerable durante los días de calor. Ahora bien, sé prudente y piénsatelo bien antes de llevarlos al límite. Está bien ser casual, pero no te pases de informal.

pantalon_pesquero_licor43

2. Es la hora de divertirse

Un pañuelo que decore de forma colorida tu coleta, una corbata en colores llamativos, zapatos que le den un poco de alegría a tu atuendo.. Al quitarte mangas, capas y cuellos vueltos, es agradable a la vista que juegues con accesorios para hacer notar tu personalidad y estilo, no tengas miedo y apúntate a marcar tu estilo personal a través del colorido.

accesorios_licor43

3. La pedicura, tu mejor accesorio

Si vas a utilizar sandalias para dejar en casa esas botas y zapatillas que se convierten en un horno para pies al más mínimo indicio de calor, recuerda que nada daña más a una vestimenta que poca higiene personal. Por ello, hagas lo que hagas, nunca te olvides de llevar tus pies perfectamente aseados y estilizados. Si los zapatos dicen mucho de una persona… pues imagínate tus pies.

playa_licor43

4. Y se hizo la luz

Después de pasar tanto tiempo escondido detrás de un traje oscuro para mimetizarte con el invierno, ahora tienes la oportunidad de optar por colores crudos y tonalidades claras en blazers y pantalones. Eso sí, siempre teniendo en mente el evitar parecer un turista en Ibiza o un miembro de la serie Miami Vice.

miami_vice_licor43

5. Todos a cubierta

Sí, sabemos que esto va de cómo no pasar calor en la oficina pero, ¿te has percatado del frío que hace en tu puesto de trabajo? Sí amigo, has tenido la mala suerte de tener un sitio justo debajo del aire acondicionado. ¿Un consejo? Mantén tu vestimenta veraniega de siempre para no pasar calor en la calle, pero también deja un chal o una bufanda en tu silla para poder cubrirte cuando el “caluroso” de la oficina ponga el aire a toda fuerza.

6. Un as bajo la manga

Dejar de usar camisas en la oficina, tanto para hombres como para mujeres, puede significar comprometer tu formalidad a la hora de vestir. Una reunión importante casi siempre la requiere y muchas veces es difícil “reemplazarla” en un estilismo. El secreto para poder seguir llevándola está en las mangas. Remángatelas con estilo y así encontrarás la forma de evitar ponerte un blazer encima, dándole el completo protagonismo y evitando caer desfallecido del calor.

looks_licor43

Y ahora, que se deje venir el calor, que sabemos que con estos consejos vas a estar más que preparado para afrontarlo con estilo.

COMENTARIOS