Qué es el calentamiento global y por qué concienciarte
Brújula 43

Qué es el calentamiento global y por qué concienciarte

Vivimos en un torbellino de desastres… ¿naturales? El calentamiento global está destruyendo a nuestro planeta y mucho aún siguen obviando su existencia. Lo peor de todo es que la solución está en sus manos.

Hay que admitir que a veces a los seres humanos se nos van de las manos las cosas, más aún cuando se trata de cuidar el medio ambiente. El calentamiento del planeta Tierra es evidente en los glaciares que se derriten, el nivel del mar que no para de subir y aumentar, los bosques nubosos que empiezan a desaparecer y la fauna que hace todo lo posible para mantener el ritmo de un ecosistema que lo traiciona día sí y día también.

Pero, ¿qué es exactamente lo que estamos haciendo mal?

  • Sencillo: contribuir a la producción de gases que aportan su granito de arena al efecto invernadero con unas cotas que han alcanzado sus cifras más altas en los últimos 650,000 años.

Si nuestro planeta gira sin pausa y sin prisa a diario, son estos gases los que hacen que la Tierra sea más propensa a recolectar humedad de los océanos con cada vuelta, cambiando los ritmos del clima en diferentes partes del mundo (y de manera diferente en cada uno).

El efecto invernadero se define como el calentamiento que ocurre cuando ciertos gases de la tierra capturan calor. Al dejar entrar a la luz, son incapaces de expulsarlo. Todo ello causa de la quema de combustibles fósiles (como el carbón , el petróleo o el gas natural) y otro tipo emisiones de gases de efecto invernadero.

calentamiento_2

Aun así, aunque ahora mismo despareciesen todas esas emisiones, la temperatura de nuestro planeta seguiría subiendo, es por ello que es fundamental disminuir el daño que causamos para no destruirnos con el paso del tiempo.

¿Cómo hacerlo?

Una de los primeros cambios que puedes empezar a realizar en tu vida diaria para contribuir al bienestar de nuestro planeta es cambiar las bombillas de casa por productos de bajo consumo. Buena idea es también sellar y aislar tu hogar o reducir el consumo de agua de una manera responsable y atenta. Fundamental el reciclaje también, algo de lo más sencillo que no te quitará nada de tiempo y que ayuda de sobremanera al impacto que causas en el ecosistema.

El uso de paneles solares es algo todavía difícil de llevar a cabo en nuestro país, pero deberían ser el próximo cambio a tomar para poder producir energía de manera natural.

solar_energy

Y esas solo son algunas cosas que puedes hacer en casa, pero tu ayuda no acaba ahí, porque también puedes seguir la tarea de saneamiento del planeta en la comodidad de tu puesto de trabajo (¡o de camino a él!):

  • Haz extenso uso del sleep de tu ordenador y otro equipo de oficina cada vez que los dejes de usar.
  • ¡¡¡¡Recicla, recicla, recicla!!!!
  • Intenta recurrir al transporte público en tu día a día: tren, autobús, metro… U opta por caminar o compartir coche –mucha mejor opción que conducir a diario (y tú solo) al trabajo–.
  • Asegúrate de revisar con frecuencia la presión de tus llantas.
  • Cuando conduzcas, intenta no acelerar con fuerza, no pases más de 30 segundos “en reposo” al motor y sé gentil a la hora de apretar el pedal del gas y los frenos.

El daño al planeta Tierra está hecho y no es reversible, pero aún estamos a tiempo para hacer que todo mejore.
¿Te apuntas al cambio?